¿A quién no le hubiera gustado ir a un cole así? Pensad por un momento cómo serían vuestros primeros recuerdos si hubiérais crecido en un ambiente tan entrañable como el de este jardín de infancia de Ramat-Gan, cerca de Tel-Aviv.Setas que son casas, árboles que son armarios, conejos que son sillones y cocodrilos sobre los que echarse a hacer la siesta un rato.

Esta maravilla es obra de la diseñadora israelí Sarit Shani Hay, conocida por su habilidad para convertir muebles y espacios infantiles en objetos de juego absolutamente únicos. Los cocodrilos-tumbona los hace ella misma a mano. 

Maravilloso, ¿verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s